Influence

 the shape of leadership

Protege tu corazón en el liderazgo

Cómo vencer a los enemigos que luchan desde dentro

Stephen Blandino on October 22, 2021

El liderazgo es un campo minado de emociones. Un día, sientes que estás tocando el cielo y, al día siguiente, tiene ganas de tirar la toalla. Es un tira y afloja constante entre la fe y el temor, la humildad y el orgullo, la ofensa y el perdón, y la culpa y la gracia.

A las emociones del liderazgo suma los varios vicios que tienen por objetivo descalificarnos: por ejemplo, el orgullo, el cinismo y las inseguridades. Todos estos vicios convergen como enemigos del corazón, y tienen el poder para debilitar nuestra vida y nuestro liderazgo.

La pregunta es: ¿cómo puedes vencer a estos enemigos que combaten en tu interior? Esta edición de Haz que valga la pena examina 10 asuntos comunes del corazón, y cómo los líderes pueden proteger mejor su corazón de cada uno de ellos.

1. La inseguridad: Liderar cuando te sientes incompetente. Todos experimentamos cierto grado de inseguridad, pero cuando carecemos de algo, Cristo es nuestra fuente de seguridad.

2. El celo: Liderar cuando otros tienen éxito. El rey Saúl miró con celos a David después de la victoria del joven sobre Goliat. Como líderes, tal vez nos veamos tentados a responder de la misma manera cuando otros tienen éxito. En vez de eso, deberíamos dar gracias y celebrar.

3. El enojo: Liderar cuando estás enojado. A veces, las personas hacen cosas que encienden una llama de enojo en nuestro interior. Sin embargo, el apóstol Pablo nos da una fórmula para vencer nuestro enojo mediante la bondad, la compasión y el perdón.

Es un tira y afloja constante entre la fe y el temor, la humildad y el orgullo, la ofensa y el perdón, y la culpa y la gracia.

4. El orgullo: Liderar cuando quieres el reconocimiento. Jesús una y otra vez advirtió contra los peligros del orgullo. Para vencer este pecado mortal, debemos practicar la Regla de Oro, hacer más preguntas, compartir el mérito y meternos en las trincheras.

5. El desgaste: Liderar cuando estás agotado. El liderazgo es incesante, y el agotamiento es una causa muy real que está eliminando a innumerables líderes. Afortunadamente, hay pasos prácticos que podemos dar para vivir y liderar a un ritmo sostenible.

6. La ofensa: Liderar cuando estás herido. El liderazgo no es para los débiles de corazón, y si no protegemos nuestro corazón, tomaremos como una ofensa personal las heridas que se presentan en nuestro andar. Necesitamos desarrollar un corazón sensible y, al mismo tiempo, no ofendernos fácilmente.

7. El cinismo: Liderar cuando has perdido la esperanza. El cinismo puede instalarse rápidamente cuando nos hartamos del dolor del liderazgo. La clave es seguir albergando esperanza en medio de la adversidad para poder terminar bien en la vida y en el liderazgo.

8. La culpa: Liderar cuando necesitas gracia. Los líderes viven bajo un microscopio. Todos tienen una opinión acerca de los que hacemos mal y de cómo podemos hacerlo mejor. Menos mal que Dios nos invita a liderar por gracia y no por culpa.

9. El temor: Liderar cuando tienes temor. El temor y el liderazgo van de la mano dado que los líderes marcan el rumbo hacia nuevos territorios. Así como Josué, podemos confiar en las promesas de Dios en vez de permitir que nos paralice el miedo.

10. La preocupación: Liderar cuando no estás seguro. Los líderes viven en el terreno de la incertidumbre. Siempre hay algo por lo cual preocuparse, pero la adoración nos ayuda a replantearnos nuestra perspectiva.

Al dialogar de estas 10 lecciones con tu equipo, aprenderás cómo manejar los desafíos que tienen en común y cómo proteger tu corazón en el proceso.

Encuentre estas lecciones descargables enespañol.

Este artículo aparece en la otoño 2021 de la revista Influence.

RECOMMENDED ARTICLES
Advertise   Privacy Policy   Terms   About Us   Submission Guidelines  

Influence Magazine & The Healthy Church Network
© 2021 Assemblies of God