Influence

 the shape of leadership

Para qué estamos

Nuestras cuatro razones de ser

George P Wood on August 2, 2021

El 26 de diciembre de 1960, los Philadelphia Eagles ganaron el partido por el campeonato de la NFL, venciendo a los Packers de Green Bay por 17-13. Al verano siguiente, cuando los Packers empezaron a entrenar para la temporada de 1961, el entrenador Vince Lombardi adoptó un enfoque de vuelta a lo básico, diciendo a sus jugadores: «Señores, esto es un balón de fútbol americano».

Durante los dos meses siguientes, Lombardi reconstruyó su equipo desde cero. En la defensa, volvieron a aprender a bloquear y placar. En la ofensiva, volvieron a aprender a ejecutar jugadas.

«Eh, entrenador, ¿podría ir un poco más despacio?», bromeó Max McGee, el veterano receptor del equipo. «Vas demasiado rápido para nosotros».

El enfoque de Lombardi funcionó. Bajo su liderazgo, los Packers ganaron cinco partidos de campeonato en siete años (1961–62 y 1965–67), incluyendo los dos primeros Super-Bowls (1967 y 1968). Siguen siendo el único equipo tricampeón de la NFL (1965–67). Cuando Lombardi murió en 1970, la liga nombró apropiadamente el trofeo de la Super Bowl en su honor.

En el ministerio, como en el fútbol, los líderes necesitan volver a los fundamentos de manera regular. Esto es especialmente cierto en temporadas difíciles, como la que acabamos de atravesar. La COVID ha jugado una ofensiva muy mala en los últimos dieciocho meses. Nos hizo retroceder mientras tratábamos de averiguar cómo responder a los mandatos del gobierno que cerraban nuestras iglesias.

Mi oración es que volver a los fundamentos te prepare a ti y al ministerio que diriges para una temporada ganadora a partir de este otoño.

Aprendimos muchas lecciones valiosas, por supuesto, como la manera de transmitir el culto en directo, cómo facilitar los grupos pequeños a través de Zoom, y cómo recoger las ofrendas en línea. La lista de nuevas habilidades que hemos adquirido es larga y variada. Pero en medio del aprendizaje de cosas nuevas, es fácil olvidar los fundamentos, especialmente cuando nuestro aprendizaje es sobre la marcha y justo a tiempo.

Así que, sesenta años después de que Vince Lombardi pronunciara sus reconocidas palabras, ha llegado el momento de que las iglesias estadounidenses posteriores a la COVID y tengan un momento «esto es un balón de fútbol».

Las Asambleas de Dios nombra su «balón de fútbol» en este pasaje de nuestra Constitución:

La principal razón de ser de las Asambleas de Dios es servir como una agencia de Dios para evangelizar al mundo, constituirse en una entidad corporativa en el que el hombre pueda adorar a Dios, ser un canal para el propósito de Dios de edificar un cuerpo de santos en proceso de ser perfeccionados a la imagen de su Hijo, y ser un pueblo que muestra el amor y la compasión de Dios a todo el mundo.

Nuestro propósito, nuestra razón de ser, se puede expresar en cuatro simples palabras: evangelismo, adoración, discipulado y compasión. Para eso estamos como Fraternidad.

Les pedí a los oficiales ejecutivos del Concilio General de las Asambleas de Dios que reflexionaran sobre estas cuatro palabras. ¿Qué significan los términos? ¿Y cómo ellos reorientan nuestros ministerios después del COVID? Durante los próximos cuatro días, compartiremos sus respuestas.

Mi oración es que volver a los fundamentos te prepare a ti y al ministerio que diriges para una temporada ganadora a partir de este otoño. Si los Packers se recuperaron de su derrota en 1960 para convertirse en campeones al año siguiente, nosotros también podemos recuperarnos. Después de todo, en Jesucristo, somos más que campeones (Romanos 8:37).

George P. Wood es el editor ejecutivo de la revista Influence.

Este artículo aparece en la verano 2021 de la revista Influence.

RECOMMENDED ARTICLES
Advertise   Privacy Policy   Terms   About Us   Submission Guidelines  

Influence Magazine & The Healthy Church Network
© 2021 Assemblies of God