Influence

 the shape of leadership

Qué es el crecimiento y cómo se produce

Un estudio de 10 semanas para equipos de liderazgo

Stephen Blandino on October 14, 2022

La mayoría de los pastores quieren que su iglesia crezca, tanto espiritual como numéricamente.

Pero, ¿qué es exactamente el crecimiento y cómo puedes facilitarlo en tu contexto? Estas preguntas son el núcleo de esta entrega de Haz que valga la cuenta. Las siguientes diez lecciones desmenuzan las ideas específicas sobre el crecimiento espiritual y numérico en la iglesia:

1. Entiende el crecimiento. Tendemos a ver el crecimiento como algo que podemos controlar, pero la realidad es que el crecimiento es el resultado de la obra soberana de Dios en la iglesia y en su pueblo. Pablo deja claro que Dios es quien produce el crecimiento (1 Corintios 3:6).

2. Acepta la responsabilidad. Aunque Dios es quien produce el crecimiento, los líderes también tienen un papel que desempeñar en el crecimiento. Pablo definió ese papel como plantar y regar la semilla (1 Corintios 3:5-9). Debemos hacer nuestra parte y, al mismo tiempo, asegurarnos de no hacer cosas que inhiban el crecimiento.

3. Comprométete a los procesos. La gente suele pensar que el crecimiento es un acontecimiento. Sin embargo, el verdadero crecimiento es un proceso que implica examinar nuestra vida e iglesia, comprometerse con el aprendizaje y poner en práctica esas lecciones. Al centro del proceso está nuestra confianza en el Espíritu Santo.

Tendemos a ver el crecimiento como algo que podemos controlar, pero la realidad es que el crecimiento es el resultado de la obra soberana de Dios en la iglesia y en su pueblo.

4. Reconoce las temporadas. Algunas temporadas de crecimiento en las iglesias implican el lanzamiento o el impulso de un ministerio. Otras temporadas tienen que ver con la poda para el crecimiento futuro o la perseverancia durante las temporadas difíciles. Cada estación corresponde a una dimensión diferente de crecimiento.

5. Ajusta el pensamiento. El crecimiento requiere una mentalidad que valore el aprendizaje y la maduración. La manera de pensar es el punto de partida que pone el crecimiento al alcance de nuestra vida e iglesia. Si nuestra actitud es errónea, no aprovecharemos plenamente la capacidad que Dios nos ha dado.

6. Cierra las brechas. Los líderes y las iglesias no crecerán si no son conscientes de sus lagunas de crecimiento. Una vez que seamos conscientes, debemos crear un plan de crecimiento y reunir un equipo de crecimiento que nos ayude a cerrar esas brechas.

7. Desarrolla la disciplina. El apóstol Pablo describió la disciplina como la clave para que los corredores obtengan el premio. Del mismo modo, para experimentar el pleno impacto del crecimiento, debemos adoptar disciplinas espirituales, personales y organizativas.

8. Practica la administración. Como ilustra la parábola de las bolsas de oro, la sabia administración del tiempo, el talento, el tesoro y la influencia revela si Dios puede confiarnos un crecimiento adicional.

9. Multiplica el progreso. El crecimiento nunca debe morir con nosotros. A medida que crecemos, debemos invertir en las personas e iglesias que nos rodean. Nuestro crecimiento puede ser un catalizador de crecimiento en otros.

10. Mide las tendencias. Debemos establecer mediciones que fomenten la salud a largo plazo. No solo debemos medir los números, sino también el cambio de vida, la vitalidad espiritual y las tendencias de avance en las áreas más importantes.

Mientras lees y debates cada lección con tu equipo, permite que estos principios te inspiren a ti y a tu iglesia a recibir el crecimiento que Dios desea.
SECTION
CATEGORIES Spanish
RECOMMENDED ARTICLES
Advertise   Privacy Policy   Terms   About Us   Submission Guidelines  

Influence Magazine & The Healthy Church Network
© 2022 Assemblies of God